aceite de germen de trigo

El aceite de germen de trigo es el producto natural más rico en vitamina E. Esta vitamina está involucrada en multitud de procesos metabólicos y sus efectos farmacológicos más conocidos se refieren a la fertilidad, habiéndosele atribuido un papel contra la esterilidad. En el varón su déficit acarrea alteraciones en la movilidad de los espermatozoides, así como alteraciones testiculares. Asimismo, en los casos de déficit de vitamina E, se ha descrito aumento en la fragilidad de los glóbulos rojos, esto es frecuente en recién nacidos con cusdros deficitarios en vitamina E y en la lactancia artificial a las que ésta no ha sido añadida.

Una de las principales funciones en el organismo es la de evitar la saturación de los ácidos grasos poliinddaturados, de gran importancia en los trastornos del  metabolismo del colesterol y en la prevención de la arterioesclerosis y  sus secuelas.

Ejerce un papel de protector del hígado frente a posibles sustancias tóxicas a este órgano (alcohol, paracetamol,...).

Por último ejerce un papel regulador en el eje diencéfalo-hiposifario, ya que cuando escasea la vitamina E aumenta la elaboración de hormona foliculo-estimulante.

La vitamina E se encuentra prácticamente en todos los tejidos  el organismo, juega por lo tanto un muy importante papel metabólico. El germen de trigo, además aporta ácidos grasos poliinsaturados y Lecitina, cuyo papel en el trtamiento de las hiperlipidemias y especialmente en el de la hipercolesterolemia es bien conocido.

El aceite de germen de trigo es especialmente rico en ácidos grasos esenciales, entre los cuales uno de los más importantes es le ácido linoléico de ingesta indispensable para el organismo ya que  este no es capaz de sintetizarlo por sí mismo.

Por todo esto, el aceite de germen de trigo está indicado en los siguientes casos:

- Esterilidad masculina y femenina.

- Abortos de repetición.

- Embarazos y madres lactantes, ya que es importante mantener los niveles suficientes de vitamina E en el feto o niño para aevitar alteraciones en

   los  hematíes.

- Hiperlipidemias e hipercolesterolemisas.

- Arterioesclerosis.

- Prevención de la cardiopatía coronaria.

- Tercera edad.

- Infancia y adoslescencia.

- Hepatopatías crónicas (no alcohólicas).

aceite de germen de trigo     comprar