ecológico

Cada vez somos más las  personas  preocupadas por el medio ambiente y por cómo está afectando a todo el ecosistema de nuestro planeta las consecuencias del avance de la civilización.

Esta preocupación se refleja en distintos ámbitos y en todos ellos impera la búsqueda de soluciones a cuestiones básicas de funcionamiento en nuestra vida cotidiana, implementando cambios, que aunque puedan parecen mínimos e insignificantes no lo son por lo que suponen de mejora de las condiciones medioambientales a largo plazo.

Separar los residuos para reciclar, no consumir envases de usar y tirar, evitar los plásticos, apostar por una alimentación con productos libres de insecticidas, utilizar simpre que se pueda transporte público o medios de transporte no contaminantes como bicicleta, patines, vehículos eléctricos,...

Todos estos gestos, poco a poco, van conformando un estilo de vida más respetuoso con el medio ambiente.

De todos ellos, la alimentación es el que más dudas puede generarnos por los términos que se utilizan y que no siempre somos capaces de descifrar. En las etiquetas vemos que los productos llevan las palabras "ecológico" u "orgánico" o "bio" y nos parece que todo se refiere a lo mismo. ¿Es así de verdad?

Vamos a intentar poner un poco de luz en este tema y aclarar esos términos y su significado.

Primero veamos las definiciones de la RAE para cada uno de ellos:

- ECOLÓGICO: -Perteneciente o relativo a la ciencia centrada en el estudio y análisis del vínculo que surge entre los seres vivos y el entorno

                       que los rodea, entendido como la combinación de los factores abióticos (entre los cuales se puede mencionar al clima

                        y a la geología) y los factores bióticos (organismos que comparten el hábitat).

-BIOLÓGICO: -La palabra biología está formada por dos vocablos griegos: bios (“vida”) y logos (“estudio”). Se trata de una ciencia natural

                      que se dedica a analizar las propiedades y las características de los organismos vivos, centrándose en su origen y en su desarrollo.

                    

-ORGÁNICO:- Vocablo que proviene del latín organĭcus, posee múltiples usos dependiendo de a qué nos estemos refiriendo.

                    -Se conoce como alimento orgánico al producto agrícola o agroindustrial que se obtiene por medio de un proceso

                      saludable y sin daños al medio ambiente. Los alimentos orgánicos no son transgénicos y están libres de agroquímicos.

Estas definiciones todavía resultan ambiguas para diferenciar conceptos. Vamos a ver si nos aclaramos....

Lo primero saber que la ley es la misma para los tres grupos de productos, siendo en Europa la Regulación Europea 834/2007 la que los regula.

Un producto ecológico es aquel en el que el respeto por el medio ambiente es la base en todo el proceso productivo. Se respetan estrictamente las distintas etapas de crecimiento de forma natural sin acelerarlas con sustancias artificiales. Esta máxima se aplica tanto a vegetales como a animales.

En el caso de verduras y hortalizas, para que sean consideradas ecológicas , las semillas de origen tambien tienen que serlo, así como el agua con que se riegan, que debe de estar libre de contaminantes y la tierra en la que crecen, en la que no se utilizan fertilizantes ni pesticidas químicos.

Con los animales lo mismo; su crianza debe ser al aire libre, en el suelo, con estancias cubiertas para resguardarse, con densidad de animales adecuada al espacio disponible, con alimentación tambien ecológica y aplicando las estrictas normas sobre bienestar animal que la ley antes mencionada exige. Resumiendo, para que un producto reciba la calificación de "ecológico" debe cumplir en su proceso:

-No utilizar productos químicos durante su desarrollo.

-No sufrir alteración genética.

-Preservación y aprovechamiento máximo de los recursos naturales de su entorno.

-Garantizar el bienestar animal o vegetal

-Aplicar buenas prácticas medioambientales

-Utilización de recursos renovables

productos ecológicos

Un producto biológico es aquel que no ha sufrido ninguna alteración genética artificial, como ocurre con determinadas frutas o verduras que se modifican para hacerlas más atractivas en color, volumen o alargar su tiempo de conservación. En el caso de los animales se utiliza esa manipulación genética para mejorar la especie, producir más carne, etc.

Así, un producto biológico nos garantiza que su proceso de producción es natural y que la mejora de las especies se desarrolla respetando sus ciclos reproductivos.

                                                                                                                          biológico

Y por último, un producto orgánico es el que nos ofrece la garantía de que no ha sido tratado en su proceso productivo con sustancias químicas y sólamente sustancias naturales se han empleado para su desarrollo.

Fertilizantes, pesticidas, hormonas, medicamentos o cualquier otra sustancia química artificial de las utilizadas para el engorde en los animales o para acelerar el crecimiento en el caso de los vegetales, está totalmente prohibida.

Ahora sí tenemos claro que productos define cada una de las denominaciones y con esta información podemos sacar varias conclusiones:

Orgánico y biológico pueden parecer lo mismo y no lo son.

Un producto orgánico puede no ser biológico ya que pese a no haberse utilizado en su desarrollo productos químicos sí que puede estar modificado genéticamente o haber recibido alimentos modificados genéticamente. Hay que tener cuidado con eso.

Sin embargo sí que podemos tener la certeza de que todos los alimentos ecológicos tanto animales como vegetales son orgánicos y biológicos ya que no han sufrido ninguna manipulación genética ni se les ha aplicado ningún tratamiento químico en su desarrollo.

Estos tres términos que hemos aclarado hoy son los que aparecen regulados en la ley europea pero hay otros términos que pueden llevarnos error a la hora de elegir los productos que ponemos en nuestra cesta de la compra.

Alimentos denominados "naturales","saludables","nutritivos","protectores","enriquecidos",....

Utilicemos el sentido común y procuremos consumir productos de cercanía, de la época en la que estemos y si tenemos la suerte de tener cerca un establecimiento que venda productos elaborados o cultivados por ellos mismos, como las verdulerías que tienen sus propios huertos o las granjas donde venden los huevos de sus gallinas, mucho mejor.

Y ahora os preguntareis cómo identificamos los alimentos ecológicos entre tanta definición y si tenemos la seguridad de elegir bien. Esta es la manera, buscando los productos que lleven la etiqueta que certifica que cumplen con la normativa.

                                                                     etiqueta europea producto ecológico

En enero de 2010 se elaboró un nuevo logotipo OBLIGATORIO único comunitario, la EUROHOJA, elegido a través de votación popular a través de un concurso donde el ganador fue el diseño del alemán Dusan Milenkovic. Este logotipo al no llevar  texto alguno es único para la identificación del producto ecológico en todos los productos producidos y comercializados en Europa. Es la única garantía fiable de que lo que estamos consumiendo cumple con la normativa europea.