edulcorantes

Es tanta la oferta de productos edulcorantes existente en el mercado y tan confusa la información que nos llega que podemos perdernos entre conceptos, a veces engañosos, a la hora de elegir el producto con el que endulzarnos la vida.

Natural, integral, sano, bajo en calorías, apto para diabéticos,... vamos a intentar aclarar qué hay de cierto y de falso en esas denominaciones.

Analicemos uno por uno los productos que tenemos a nuestro alcance y empecemos por el más común:

AZÚCAR

- El azúcar blanco se extrae de la remolacha azucarera o de la caña de azúcar por un proceso de refinado.

- El azúcar moreno es el azúcar de caña al que, en el proceso de refinado se le ha dejado parte de la melaza y es lo que le da el color tostado.

- El azúcar de caña integral tambien llamado azúcar de panela, se obtiene simplemente a partir de la evaporación de los jugos extraídos de la caña y su posterior cristalización por evaporación. Este azúcar de panela, a diferencia del blanco o moreno, no es sometido a ningún refinado, centrifugado, depuración o cualquier otro tipo de procesado, por lo que conserva todas las vitaminas y minerales presentes en la caña de azúcar.

-El componente principal en todos los casos es la sacarosa.

FRUCTOSA

- Es un tipo de azúcar con una estructura molecular distinta de la glucosa, que se encuentra en los vegetales y las frutas. Su metabolismo es más lento que el de la glucosa y se procesa a través del hígado. Tiene un poder edulcorante mayor que el azúcar y es tolerado por los diabéticos.

AZÚCAR DE COCO

- Se extrae del néctar de las flores de la palmera cocotera quitándole la humedad para despues cristalizarlo. Tiene un índice glucémico bajo por lo que es tolerado por diabéticos. Destaca su valioso aporte nutricional: potasio,magnesio,zinc, hierro, vitaminas C y del grupo B y aminoácidos esenciales.

MIEL

- Producida por las abejas a partir del néctar de las flores, en su composión se encuentra la fructosa, la glucosa, la maltosa y otros azúcares. Contiene minerales, aminoácidos, ácidos orgánicos, vitaminas y antioxidantes.

SIROPE DE ÁGAVE

- Es el jugo dulce que se extrae de las pencas del ágave, planta suculenta similar al aloe vera. Con una apariencia similar a la miel, su poder endulzante es el doble que el del azúcar común, por lo que se necesita menos cantidad para conseguir el dulce deseado. Su composición es en un 70% fructosa y un 30% glucosa.

STEVIA

- La Stevia rebaudiana es una planta nativa de Paraguay que se utiliza como sustituto del azúcar. Su extracto es hasta 300 veces más dulce que el azúcar blanco y ¡¡no tiene calorías!!

No afecta a los niveles de glucosa en sangre por lo que pueden tomarla los diabéticos y es perfecta para dietas de adelgazamiento.

Los glucósidos que forman su composición aportan múltiples beneficios al organismo, como el control de la presión arterial e incluso prevención de cáncer de páncreas.

MALTITOL

- Pertenece a los azúcares alcoholes, polialcoholes o polioles al igual que el xilitol o sorbitol. Se metaboliza parcialmente y su gran poder endulzante permite utilizar menos cantidad de la que utilizaríamos de azúcar para endulzar los alimentos. Este sustituto del azúcar tiene un efecto metabólico menos nocivo en nuestro cuerpo e incluso, beneficioso cuando se trata de controlar niveles de glucosa, de insulina, de colesterol y otros parámetros en el organismo, así como de prevenir el desarrollo de caries.

XILITOL

- Tambien llamado azúcar de abedul. Se halla de forma natural en algunos alimentos, como en fresas, arándanos y ciruelas, en maíz y avena, en hortalizas como la coliflor y en gran cantidad en la corteza del abedul y de la haya. Se obtiene mediante un proceso industrial que transforma la fibra vegetal llamada xilano, en xilitol.

Su aspecto es similar al azúcar blanca pero su poder calórico es un 40% menor.

No eleva los niveles de azúcar en sangre y es apto para diabéticos.

SACARINA

- La sacarina fue sintetizada en 1878 a partir de experimentos con derivados del alquitrán de hulla, y se utiliza como edulcorante desde principios del siglo XX. Actualmente se obtiene mediante síntesis química del tolueno o de otros derivados del petróleo. Sin comentario.

Todos los endulzantes de origen natural son sanos, otra cosa es que por motivos concretos de salud o por padecer alguna patología como diabetes debamos reducir o incluso eliminar el consumo de glucosa, en esos casos hay que elegir endulzantes que no supongan riesgos para nuestra salud.

Espero haber aclarado dudas si las había y os invito a que pincheis el enlace para conocer nuestra gama de edulcorantes.

                                                                ENDULZANTES EN TU HERBOLARIO VIRTUAL