astenia primaveral

La primavera parece que tiene prisa por llegar este año y las temperaturas son más propias de mayo o junio que del marzo en el que nos encontramos.

Este es el cambio de estación más deseado por la mayoría de las personas. Los días se alargan y disfrutamos de más horas de sol, las temperaturas suben, las flores nos alegran la vista, el verde lo cubre todo de nuevo, los pajaritos cantan y las nubes se levantan pero no todo son  ventajas.

Con los primeros brotes primaverales tambien aparece la astenia.

La palabra astenia proviene del griego  a=carencia  y  sthénos=fuerza   Define un síntoma caracterizado por una sensación generalizada de cansancio, fatiga y debilidad física y psíquica.

Los cambios que se dan en la naturaleza con ese aumento de horas de sol y subida de temperaturas, junto con el cambio de hora que hacemos en este mes provocan un desjuste en nuestros ciclos circadianos y se revolucionan hormonas como la melatonina y seratonina, encargadas de regular y estimular el sueño o las endorfinas, encargadas de darnos sensación de felicidad, dejándo decumplir sus funciones como deberían.

¿Cuales son los síntomas más evidentes?:

- Falta de energía. Nos cuesta movernos, la pereza se apodera de nosotros.

- Tristeza infundada e incluso melancolía. Nos sentimos patéticos.

- Falta de apetito. No nos apetece comer.

- Falta de concentración. Imposible acometer acciones que requieran esfuerzo mental.

- Falta de motivación. Nos da igual todo.

- Dificultad para conciliar el sueño. Nos desvelamos.

- Irritabilidad.

- Falta de apetito sexual.

- Ansiedad.

Vamos, que nos convertimos en piltrafillas de la noche a la mañana.

¿Qué podemos hacer? Calma, si lo tenemos identificado no hay que preocuparse, son síntomas que no deben durar más de un par de semanas como mucho, si se alargara tendríamos que consultar con nuestro médico.

Pasemos a la acción:

- Mantener los ritmos de descanso. Así recuperaremos nuestros ciclos circadianos.

- LLevar una alimentación sana, suave, a base de frutas, verduras, zumos, y beber mucha agua, mantenernos hidratados nos ayudará. Evitemos alimentos procesados y excesos de grasas.

- Hacer ejercicio al aire libre aprovechando las horas de sol.

- Disfrutar de la compañía de personas positivas. Esto es infalible, unas risas con los amigos es de las mejores terapias contra los bajones anímicos.

No hay necesidad de tomar suplementos y mucho menos medicamentos pero hay productos como la jalea real o el ginseng que nos van a ayudar mucho por  aportarnos una dosis de energía extra que nos sentará muy bien, nos dará el empuje que necesitamos para seguir adelante con nuestras obligaciones diarias sin problema. Son energizantes y carecen de efectos secundarios.

jalea realcomprar

ginseg y jalea realcomprar