carbón

Puede parecer raro que se pueda ingerir carbón pero así es. Gracias al tratamiento al que se le somete y que le confiere unas características determinadas, se convierte en un depurativo natural.

El carbón obtenido de maderas como el pino, cáscara de coco o de nuez  son los más apropiados para someterlos al proceso de activación. ¿En qué consiste?

Es un proceso de oxidación en el que con una mezcla de gases de combustión y vapor de agua a temperaturas muy altas se consigue aumentar su porosidad hasta 15 veces. Esto lo convierte en una sustancia adsorvente que atrapa en su superficie cualquier molécula que le rodee y que se encuentre en un medio líquido o gaseoso.

¿Cómo podemos beneficiarnos del carbón activo?

En todos los procesos que cursan con digestiones pesadas, flatulencias, mal aliento, acidez gástrica. Cuando hemos tomado sustancias potencialmente tóxicas.

El carbón activo va a atrapar y neutralizar las sustancias tóxicas que nos están provocando las molestias y va a hacer que las eliminemos a través de las heces.

Debe de ser un tratamiento natural puntual, no tomarlo de forma continuada para que sus propiedades sean efectivas cuando realmente las necesitamos.


CARBON COMPLEX NATURE ESSENTIAL, a base de concentrado de carbón vegetal activo, cardamomo, anís verde, manzanilla, tomillo, lactobacillus e hinojo es una ayuda imprescindible cuando sufrimos alguna de las molestias que hemos descrito.

carbon activo