sol y vitamina D

Todas las vitaminas cumplen una función vital en el organismo pero hoy vamos a ver lo importante que es la vitamina D en concreto.

Esta vitamina liposoluble tambien llamada calciferol y vitamina del Sol, cumple varias funciones pero la más importante es la de fijar el calcio en los huesos.

Lo curioso de esta sustancia vital para el organismo es que la obtenemos a través del sol. Cada vez que exponemos la piel a los rayos solares comienza un proceso bioquímico bajo la epidermis en el que se sintetizan los rayos ultravioletas y se desencadenan una serie de reacciones químicas que activan la producción de esta vitamina. En un complejo proceso que pasa primero por el hígado y despues por el riñón,viajará hasta el centro del núcleo de las células del intestino delgado y allí  intervendrá en la absorción del calcio y del fosfato que pasarán a los huesos, remineralizándolos y fortaleciéndolos.

Es por esto que es fundamental tenerla en unos niveles óptimos para la correcta formación del esqueleto, sobre todo en períodos de crecimiento.

Participa tambien en el mantenimiento del sistema inmune y del sistema cardiovascular por lo que previene enfermedades como la esclerosis múltiple, la diabetes y la hipertensión.

Podemos obtenerla por la alimentación pero en una proporción muy baja, en un 10% de nuestras necesidades, el otro 90% la obtenemos en exclusiva de los rayos solares.

Un dato curioso es que en España, que es uno de los paises del mundo con mayor número de horas de sol anuales, hay un déficit general de esta vitamina. Esto se debe probablemente a que hay grupos de población, como las personas mayores, que salen menos de casa, por lo que su exposición al sol es insuficiente.

¿Cuales es el  aporte diario adecuado de esta vitamina?

800 UI/ día sería la cifra idónea para un adulto pero como eso sólo lo podemos identificar con un análisis  de sangre llamado 25(OH)D, vamos a quedarnos con la idea de que bastan 10 minutos de sol en la piel al día para mantener los niveles adecuados en el organismo por lo que no tenemos excusa los que tenemos la suerte de vivir en esta zona del planeta para sufrir trastornos por falta de esta vitamina.

¿Cuales serían los efectos de un déficit de vitamina D?

- Osteoporosis y debilidad ósea por falta de calcio en los huesos.

- Raquitismo en los niños.

- Osteomalacia en adultos.

- Dolor y debilidad muscular.

- Más probabilidad  de sufrir demencia.

El alimento más rico, con diferencia, en vitamina D es el aceite de hígado de bacalao seguido de los pescados grasos como sardinas, salmón o caballa.

Les siguen en importancia los huevos, el queso y la carne.

Tambien existen suplementos de dicha vitamina  en forma de cápsulas:

cápsulas de vitamina D

pero como hemos dicho anteriormente, la ingesta de vitamina D sólo cubre el 10% de nuestras necesidades diarias, lo ideal es tomar el sol diez minutos al día para recibir el aporte que nuestro organismo necesita.