botellas de tritán

Aunque en otro de nuestros post ya hablamos de los distintos materiales de los que pueden estar hechos los envases que utilizamos habitualmente para contener bebidas, hoy vamos a ampliar un poco más la información sobre uno de ellos, por el interés que tiene y por sus ventajas.

La definición exacta de este material llamado Tritán es esta:  termoplástico amorfo transparente de la familia del copoliéster.

La verdad es que leer esta definición no ayuda mucho cuando lo que estamos intentando es adquirir hábitos ecológicos y saludables pero no debemos dejarnos intimidar por las palabrejas técnicas. Si lo traducimos al lenguaje de andar por casa lo entederemos mucho mejor.

Un termoplástico es un material que a temperaturas altas, se vuelve deformable o flexible y se endurece cuando se enfría.

El término amorfo tiene relación con  su estructura molecular, cómo están ordenadas sus moléculas.

termoplástico amorfo

Y que pertenezca a la familia de los copoliésteres está directamente relacionado con su dureza y resistencia. Aqui no ha habido manera de traducirlo de forma que se entienda mejor, es una cuestión de terminología química.

La cuestión que nos interesa es que la composición de este material le da unas características excepcionales para utilizarlo como componente de los recipientes que utilicemos para contener nuestras bebidas.

A diferencia de otros plásticos, el Tritán está libre de Bisphenol A o BPA, sustancia que actúa como disruptor endocrino pudiendo causar desequilibrios hormonales. Esta es la ventaja más importante, pues estamos hablando de nuestra salud. Todos hemos rellenado alguna vez las botellas de agua que compramos en el supermercado sin darnos cuenta de que los elementos nocivos de los plásticos, entre los que se incluye el BPA,  con los que están fabricadas, van pasando al agua que contienen por el efecto de circunstancias como rayos uva, temperatura, etc...

Otro motivo por el que no debemos rellenar esas botellas es la proliferación de bacterias, sobre todo si sus paredes tienen pliegues. Quedarán acumuladas en esos pliegues y aunque las enjuaguemos, no terminaremos de eliminarlas por completo.

Las botellas de tritán son la mejor alternativa, junto con el vidrio, a las botellas de supermercado.

Es un material resistente a los golpes, lo que lo hace seguro para llevarlo encima, sobre todo al hacer deporte.

Su baja porosidad, similar a la del vidrio, evita que puedan transferirse sustancias, tanto a las bebidas que introducimos como a la inversa, de las bebidas al recipiente. No retiene olores ni sabores.

Es transparente, lo que nos permite identificar el líquido que contiene.

Es apto tanto para el congelador como para el microondas por su resistencia ante choques térmicos, por eso podemos meterlo al lavajillas sin problema.

Su vida útil es muy larga y puede ser reutilizado por mucho tiempo.

Además algunos modelos ,como los de la fotografía de inicio, llevan un filtro para depurar el agua del grifo y un deposito extraible en el que podemos introducir elementos que le den sabor a nuestra agua, como trocitos de limón.