cactus

Hoy quiero compartir con vosotros la receta de mermelada de cactus.

Estas plantas de apariencia hostil nos deleitan con unas flores super bonitas que desprenden un aroma delicioso.

Ya sabeis que, como en el resto de especies vegetales, la familia de los cactus abarca muchas especies distintas y la mayoria tienen propiedades beneficiosas para el organismo. En este caso hemos tomado el fruto de un cactus de forma cilíndrica, que puede alcanzar el metro de altura y cuyo nombre es Selenicereus Grandiflorus.

flordecactus

Cuando esas flores se marchitan dan paso al fruto que contiene las semillas a partir de las cuales la planta se reproduce. Bien, pues esa fruta es muy rica y no sólo de sabor, tambien de nutrientes.

Contiene vitaminas C y B

Calcio, fósforo y hierro

Ayuda al transito intestinal por sus semillitas

Ayuda a adelgazar

El alcaloide que contiene, llamado cactina ayuda en el tratamiento de afecciones cardíacas

Refuerza el sistema inmunológco

Retrasa el envejecimiento celular

Es antioxidante

Tiene propiedades antiinflamatorias

fruto_cactus

Cuando la corteza que envuelve la pulpa se empieza a abrir quiere decir que ya está maduro. Con mucho cuidado de no pincharnos con las espinas, cortamos el fruto.

fruto_cactus2

Ya en la mesa, lo cortaremos por la mitad para dejar al descubierto la pulpa.

pulpa

Con ayuda de una cuchara la retiraremos de la cáscara y la colocaremos en un plato.

mermelada_cactus

La cubriremos con azúcar. Podemos utilizar cualquier tipo de azúcar, fructosa, sirope de ágave, stevia,... pero yo he preferido usar panela, azúcar de caña sin refinar.

mermelada_cactus2

Dejamos macerar un par de horas y removemos de vez en cuando con una cuchara de madera.

Ponemos en un cazo y lo llevamos a ebullición, a fuego suave hasta que vaya espesando. Yo le he ayudado con una cucharadita de agar-agar, que es un alga que nos sirve de espesante y como no tiene sabor no desvirtúa la mermelada.

mermelada_cactus3

Podemos dejarla así o pasarla por la batidora para homogeneizar mejor la mermelada.

Según los gustos podemos añadirle canela, un poquito de limón,...

Ponerla en un frasco de cristal previamente esterilizado y a disfrutarla.