levadura roja de arroz

¿Qué es la levadura roja de arroz?

La levadura roja de arroz es un hongo ( Monascus Purpureus) capaz de fermentar y crecer en la planta del arroz de manera natural, adquiriendo una coloración rojiza anaranjada. Utilizado en la medicina tradicional china por sus propiedades beneficiosas, actualmente se obtiene mediante el cultivo controlado de cepas de esta especie, siendo el tratamiento más saludable y menos agresivo para reducir la cifra de colesterol elevado.
El producto obtenido tiene varios compuestos bioactivos con grandes beneficios para la salud, entre el que destaca la monacolina K.
 La monacolina K o lovastatina, considerada una estatina natural a baja concentración, tiene la capacidad de inhibir la enzima  HMG-Coa reductasa, enzima que se produce en el hígado y es clave en la síntesis endógena de colesterol, es decir, el colesterol que generamos en el hígado. Gracias a esta reacción, reducirá la creación de colesterol por parte del organismo.
La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) asegura que solo 10 mg diarios de este suplemento ayuda a mantener unas concentraciones correctas de este lípido. Los ensayos clínicos han visto resultados de entre un 20 y un 30% de reducción de los niveles de LDL- colesterol. Incluso se observa un aumento de HDL o colesterol comúnmente conocido como ``bueno´´ de hasta un 18% y una bajada de los triglicéridos sanguíneos.
Siempre que las cifras de colesterol que aparezcan en los análisis no superen en un 15% las cifras límite establecidas, sustituir las estatinas por levadura de arroz rojo, tendrá un efecto más beneficioso en el organismo sin sufrir los efectos secundarios de los fármacos.

Algunas estatinas:


    Atorvastatina (Lipitor)
    Fluvastatina (Lescol)
    Lovastatina (Altoprev)
    Pitavastatina (Livalo)
    Pravastatina (Pravachol)
    Rosuvastatina (Crestor)
    Simvastatina (Zocor)
   


¿Cuales son los efcetos secundarios de las estatinas?


Principalmente musculares y hepáticos.
Una de las molestias más frecuentes de las personas que toman estatinas es el dolor muscular. Inflamación, cansancio o debilidad en los músculos. El dolor puede ser una molestia leve o puede ser lo suficientemente intenso como para impedir el normal desarrollo de las actividades diarias.
Si el tratamiento con estatinas se prolonga mucho en  el tiempo, las dosis son altas o se toman combinadas con ciertos medicamentos, puede llegar a padecerse rabdomiólisis , una afección que hace que las células musculares se desintegren.

Los síntomas son:


   - Dolor muscular fuerte en todo el cuerpo
   - Debilidad muscular
    -Orina de color marrón oscuro


La rabdomiólisis o formas más leves de inflamación muscular por estatinas se pueden diagnosticar con un examen de sangre que mide los niveles de la enzima creatina quinasa.
Las causas del dolor muscular tambien puede provenir de la reducción de la cantidad de coenzima Q10 que se produce de forma natural en el cuerpo. La CoQ10 trabaja en las mitocondrias, que son como pequeñas “centrales térmicas” que aportan a los músculos la energía necesaria para poder contraerse. Entre los efectos no deseados de las estatinas, uno de los más perjudiciales para la salud es que el organismo se queda prácticamente sin reservas de la coenzima Q10 (CoQ10).


Hepático:


El uso de estatinas puede ocasionar un aumento en el nivel de enzimas que indica inflamación en el hígado.
El consumo de atorvastatina, por ejemplo, ocasiona una elevación de las transaminasas, con valores que superan más de 3 veces el límite alto de la normalidad. Este efecto es dependiente de la dosis y generalmente reversible tras la suspensión del fármaco. La atorvastatina se ha asociado al desarrollo de cuadros de hepatitis  aguda.



Daños relacionados con la diabetes:


Cuando tomas estatinas, tambien es posible que aumente el nivel de azúcar (glucosa) en sangre , lo que puede provocar la aparición de diabetes de tipo 2. El riesgo es pequeño, pero lo suficientemente importante como para que la Administración de Alimentos y Medicamentos haya emitido una advertencia en las etiquetas de estatinas en cuanto a los niveles de glucosa en sangre y la diabetes.

¿Qué necesidad tenemos de someter a nuestro organismo a estos riesgos desproporcionados con el objetivo que perseguimos, que es reducir el colesterol y con ello el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares?


No tiene sentido.

Muchos son los médicos naturistas e investigadores que luchan contra los intereses económicos de la industria farmacéutica que no tiene ningún escrúpulo en jugar con la salud de los afectados por enfermedades o dolencias de todo tipo mientras el dinero siga llegando y llenando sus bolsillos.



 El  libro del cardiólogo francés Michel de Lorgeril sobre la prevención de infartos por medios naturales ha sido completamente ignorado por la prensa.
Michel de Lorgeril es un reputado investigador del Centro Nacional de Investigaciones Científicas de Francia (CNRS) y ha escrito cientos de artículos en las más prestigiosas revistas científicas. Su libro contiene la información más actual sobre este estudio, así como numerosos consejos vitales y tranquilizadores para aquellas personas que temen por su corazón y sus arterias.

Tomar a diario un suplemento de levadura de arroz rojo que contenga 10mg de monacolina K, reducirá la cifra de colesterol y nos evitará sufrir los indeseables efectos secundarios de las estatinas sintéticas.

                                                               levadura_arroz_rojo

Es necesario acompañar al suplemento con una vida activa; ejercicio diario (caminar una hora a buen paso es suficiente), alimentación baja en grasas animales y alta en frutas y verduras, cereales integrales.

Este cuadro, proporcionado por un médico, tenemos las pautas de alimentación, con un listado de los alimentos que podemos tomar, los que debemos tomar con moderación y los que no debemos tomar:

pautas_colesterol

Es nuestra responsabilidad buscar información sobre la dolencia que nos afecta, así como los posibles tratamientos y tener el criterio y la capacidad de decidir sobre ello. Es nuestra salud lo que está en juego.

Por supuesto que debemos confiar en nuestro médico pero siempre barajando las alternativas naturales a los tratamientos generalistas que nos aportan tantos efectos secundarios (o más) como soluciones.