uva_resveratrol

Siguiendo la tendencia cada vez más extendida de llevar una vida natural y equilibrada, en comunión con nuestro entorno, la alimentación es fundamental y es donde mejor podemos poner en práctica esa tendencia. Comer las frutas y verduras de temporada y, a ser posible, de cultivos cercanos a la zona donde vivimos.


Empezamos el mes de Septiembre y la naturaleza nos ofrece este mes un regalo con magnificas propiedades antioxidantes: la uva.


Se tienen datos de que las uvas se consumen desde la prehistoria. En el Paleolítico se recolectaban y empezaron a cultivarse en el Neolítico.
Si tienes la suerte de poder cultivarlas, recolecta los racimos en su punto justo de maduración, pues es una fruta que sólo madura mientras está en la vid y si no es el caso, intenta comprarlas maduras y de cultivos cercanos a tu lugar de residencia. Esto último hará que se reduzca el tiempo entre la recolección y tu consumo y la pérdida de propiedades será mínima.


 ¿Cuales son los compuestos que le dan a las uvas sus propiedades beneficiosas?

POTASIO, que ayuda a reducir la presión arterial favoreciendo el buen estado de las arterias y el corazón.


FIBRA Y AGUA, que regula el transito intestinal y evita problemas de estreñimiento.


DIURÉTICA Y DESINTOXICANTE , ayuda a eliminar el ácido úrico y mejora los problemas hepáticos.


Y el rey de sus compuestos:


RESVERATROL.
Es un polifenol natural que se produce normalmente como respuesta inmunitaria en las plantas tras una agresión o infección, que se acumula en la piel y en mayor proporción en la semilla de la uva roja y negra, pasando por tanto al vino.
Esta sustancia ha demostrado ser de gran eficacia para el bloqueo de los radicales libres. Los radicales libres estás directamente relacionados con el envejecimiento y la degeneración celular.   Podemos decir que si existiera el elixir de la eterna juventud, la uva sería sin duda uno de sus ingredientes.
Hay muchos estudios científicos que demuestran los beneficios de este potente antioxidante y en medicina estarían relacionados con el tratamiento del Alzheimer, alteraciones metabólicas como la diabetes, prevención del cáncer de piel, tratamientos periodontales en fumadores.

El resveratrol favorece la pérdida de grasas corporales...y diminuye los niveles de colesterol y triglicéridos.

El resveratrol actúa sobre los intestinos al disminuir la inflamación y restaurar la flora intestinal, por eso es un estupendo prebiótico.


De forma preventiva, refuerza el sistema inmunológico, mejora parámetros sanguíneos, limita la propagación de células cancerígenas, protege glóbulos rojos y espermatozoides y retrasa el envejecimiento celular.

Viendo todo esto, dan ganas de salir corriendo a la verdulería a comprar uvas.
Te recuerdo que además de tomarlas tal cual, grano a grano, otra forma estupenda de aprovecharlas es licuándolas y yendo un paso más allá tenemos que saber que el resveratrol se encuentra en el vino en una proporción  de entre 1 y 7 mg por litro, así que , siendo prudentes y sin caer en el exceso, consumir vino tinto es bueno para la salud.

                                  vino_resveratrol